¿Cómo es vivir con un español?

El hombre español es único y diferente al resto de especímenes masculinos del planeta. Tiene unas particularidades que lo hace exclusivo, para lo bueno y para lo malo.

El hombre español

Obviamente con la diversidad existente, hay algunas características que definen a los hombres españoles, en muchos casos por su diferencia con el resto:

– Ayuda en casa, pero no plancha: 7 de cada 10 hombres españoles aseguran que ayudan en las tareas del hogar, tanto si viven con su pareja como en pisos compartidos o con sus padres. Sin embargo, no planchan, una actividad que ni se les da bien ni les gusta. Así que si buscas atraer a un hombre español, nada mejor que ofrecerte a plancharle la camisa que vaya a ponerse esa noche.

– A más de la mitad les gusta cocinar, aunque más que elaborar un buen plato, lo que el hombre español quiere es que el resto de sus amigos sepan que cocina, que maneja los fogones y es capaz de preparar un plato elaborado. Es decir, que más que disfrutar de la cocina, busca disfrutar de su imagen de cocinero, del “postureo”. Porque el hombre español da mucha más importancia al parecer que al ser.

– La mayoría de los hombres españoles no tienen un ego especial, y se consideran físicamente normales, del montón. Sin embargo, saben identificar cuando otro chico es más atractivo, o tiene alguna particularidad física positiva. Aunque prefieren la belleza natural, los hombres españoles se cuidan, y cada nueva generación lo hace de manera más concienzuda que la anterior.

Sus preocupaciones y deseos

– Su principal preocupación son los kilos de más, por lo que en el gimnasio trabajan mucho más eliminar la tripa que lograr muchos músculos. Los hombres españoles se interesan por la moda, y cada vez tienen menos complejos para utilizar cremas y otros productos cosméticos. Si hace unas décadas el vello era una característica a defender por los hombres españoles, ahora se depilan, se cuidan mucho la barba y tienen especial interés en lucir un pelo limpio, peinado a la última moda.

– Respecto a sus relaciones amorosas y sexuales, el hombre español, en general, no es un casanova. Aunque por supuesto hay hombres españoles que les gusta ir de flor en flor, y que les encanta ligar y tener varias relaciones a la vez o no comprometerse con ninguna chica, en general los hombres españoles son fieles y buscan relaciones duraderas.

– Es curioso que en plena época de libertad sexual, en la que hasta bien entrados en los 30 no se suelen iniciar relaciones tendentes al matrimonio y la crianza de hijos, el 86% de los hombres afirmen ser románticos. Es decir, los hombres españoles, en su mayoría, no solo buscan relaciones duraderas, sino que se arremangan la camisa y pelean para que su pareja se sienta querida y amada.

– Sin embargo, como en todo en la vida, existe un pequeño grupo de hombres españoles, los “tiburones”, que se consideran sexualmente esplendorosos y tienen como reto lograr la mayor cantidad de relaciones sexuales posibles.

The following two tabs change content below.

Pamplona

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *