Disfunción eréctil, un problema que rodea a las parejas

Poder disfrutar de una vida sexual activa, sana y placentera es muy importante para mantener unida a una pareja; la complicidad y la unión que proporciona el erotismo no puede ser equiparada con ninguna otra.

Por eso, una preocupación recurrente es la de sufrir una disfunción eréctil y no poder seguir gozando de la intimidad mutua. Bien sea porque la edad va dejando pistas de su presencia o porque se esté atravesando alguna situación de estrés importante, sufrir algún problema de este tipo puede ocurrirle a cualquiera.

Qué entendemos por disfunción eréctil

Entendemos por disfunción eréctil a la incapacidad del hombre para mantener una erección suficientemente intensa y duradera para poder realizar el acto sexual.

Es un trastorno que preocupa mucho a las parejas y que, de no tratarse y de no existir una buena comunicación, puede llegar a afectar muy negativamente. Vamos a examinar los distintos tipos de disfunción eréctil.

Tipos de disfunción eréctil

Podemos referirnos a varios tipos de disfunción eréctil, ante la ausencia de erección o con erecciones muy débiles que no permiten la penetración, hablamos de impotencia. Este problema afecta, sobre todo, a hombres mayores de setenta y cinco años, aunque puede presentarse a cualquier edad por diferentes motivos.

Otro tipo de disfunción sería la eyaculación precoz, es decir, cuando el hombre eyacula involuntariamente y sin control antes de haber podido mantener una relación completa o al poco tiempo de haberse producido la penetración.

La mayoría de las veces, si no se debe a la edad, las disfunciones eréctiles son causadas por factores psicosomáticos. Aunque también pueden producirse por sufrir diabetes o hipertensión, por la toma de algunos medicamentos como los antidepresivos, por el consumo excesivo de alcohol u otras drogas, por sufrir arterioesclerosis, por fatiga o por muchos otros factores.

Cuando un hombre ha sufrido un episodio de impotencia, es normal que se alarme, ya que la posibilidad de dejar de ser sexualmente activo es considerada un estigma por la sociedad, que no acepta estas condiciones.

En ocasiones, debido a esta presión por parte del resto, los hombres mantienen su problema en silencio. Esta circunstancia es doblemente perjudicial, ya que cierra la posibilidad de realizar una consulta profesional y añade presión a la hora de intentar el coito.

Es muy importante un apoyo real de la pareja y, para ello, se necesita una buena comunicación y comprensión a la hora de abordar el problema.

Si los episodios de impotencia se repiten y se convierten en algo habitual, no hay que preocuparse demasiado, pero tampoco restarle importancia. Ha llegado el momento de acudir a la consulta de un profesional en salud sexual masculina.

Por suerte, la mayoría de las veces, los problemas de erección tienen solución y no revierten mayor gravedad. Con el tratamiento adecuado, el hombre recuperará su función normal y la pareja podrá seguir disfrutando de una vida sexual placentera durante mucho tiempo.

Ante esta gran preocupación de las parejas, podemos decir que lo mejor es no guardar silencio cuando se produzca algún episodio de falta de erección, o cualquier inconveniente durante el sexo.

The following two tabs change content below.

Diario Pamplona

En el Diario de Pamplona contamos la actualidad de la ciudad vasca, noticias de interés nacional e internacional. Aconsejamos sobre temas tecnológicos como salud, ya que es fundamental llevar una vida para la felicidad del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *